Browse By

Enfermedad de Mano, Pie y Boca: 9 Remedios Caseros

¿Qué es la Fiebre Aftosa o Enfermedad de Manos Pies y Boca?

La fiebre aftosa es una infección contagiosa. Es causada por virus del género Enterovirus, más comúnmente el virus coxsackie. Estos virus pueden transmitirse de persona a persona a través del contacto directo de manos sucias o de superficies contaminadas con heces. También puede transmitirse a través del contacto de la saliva, excrementos, o secreciones respiratorias de otra persona.

La fiebre aftosa se caracteriza por ampollas o llagas en la boca y sarpullidos en las manos y en los pies. La infección puede afectar a personas de todas las edades, pero normalmente se da en niños menores de 5 años.

¿Cuánto Dura esta Enfermedad?

Normalmente es una condición leve que desaparece sola en unos días. No existe un tratamiento específico para esta enfermedad. Lavarse con frecuencia las manos y evitar el contacto cercano con personas que están infectados puede ayudar a reducir el riesgo de infección.

Virus Coxsackie

Virus Coxsackie

La fiebre aftosa es una infección viral contagiosa leve común en niños pequeños – está caracterizada por llagas en la boca y sarpullidos en las manos y los pies. La fiebre aftosa es causada por un virus coxsackie.

Síntomas de la Fiebre Aftosa

Esta enfermedad es un virus común que afecta a bebés y niños menores de 5 años. Sin embargo, a veces puede darse en niños más mayores y adultos. Normalmente empieza con fiebre, reduce el apetito, dolor de garganta y sensación de encontrarse mal (malestar). Uno o dos días después de que empiece la fiebre, pueden aparecer llagas en la boca (herpangina). Las llagas en la boca, normalmente en la parte de atrás, empiezan como puntos rojos pequeños en forma de ampolla y pueden convertirse en ulceras. También pueden aparecer erupciones cutáneas con puntos rojos, y a veces con ampollas, en uno o dos días en las palmas de las manos y plantas de los pies; también puede aparecer en las rodillas, codos, nalgas o en la zona genital.

Algunas personas, sobre todo niños pequeños, pueden deshidratarse si no son capaces de tragar los líquidos suficientes por el dolor de las llagas de la boca.

No todo el mundo tiene estos síntomas. Algunas personas, sobre todo adultos, pueden no tener ningún síntoma en absoluto, pero aun así pueden pasar el virus a otros.

La fiebre aftosa puede causar todos los siguientes signos y síntomas o solo algunos de ellos. Estos son:

  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Malestar
  • Lesiones en la lengua, encías y dentro de los mofletes en forma de ampollas.
  • Erupciones que no pican pero que a veces muestran ampollas en las palmas, plantas y a veces las nalgas.
  • Irritación en bebes y niños pequeños.
  • Pérdida de apetito.

El periodo normal de una infección en el comienzo de los signos y síntomas (periodo de incubación) es de 3 a 6 días. Normalmente el primer signo es la fiebre, seguido de dolor de garganta y a veces poco apetito y malestar.

Uno o dos días después de que empiece la fiebre, las llagas pueden desarrollarse en la parte delantera de la boca o de la garganta. La erupción en manos y pies y posiblemente en las nalgas pueden continuar durante uno o dos días.

Las llagas que se desarrollan en la parte de atrás de la boca y la garganta pueden sugerir que su hijo esté infectado de un virus llamado herpangina. Otras características importantes de la herpangina incluyen la fiebre repentina y, en algunos casos, mareos. Las llagas que aparecen en manos, pies y otras partes del cuerpo son poco frecuentes.

Enfermedad de manos pies y boca

Enfermedad de manos pies y boca

¿Cuándo acudir al médico?

La fiebre aftosa normalmente es una enfermedad leve que causa fiebre durante unos días y signos y síntomas relativamente suaves. Contacte con su médico si las llagas de la boca o el dolor de garganta hacen que el niño no tome líquidos. Y contacte con su médico si después de unos días, los signos y síntomas del niño empeoran.

Causas de la Enfermedad de Manos, Pies y Boca

La causa más común de esta enfermedad es la infección del virus coxsackie A16. Este virus pertenece al grupo de virus llamados non-polio enteroviruses. Otros tipos de enteroviruses a veces causan fiebre aftosa.

La ingestión oral es la fuente principal de infección del coxsackievirus y de la fiebre aftosa La enfermedad se extiende de persona a persona a través del contacto con una persona infectada:

  • Secreciones nasales o de garganta.
  • Saliva.
  • Fluido de ampollas.
  • Heces.
  • Gotas de agua esparcidas en el aire después de toser o estornudar.

Cuidado común en niños

La fiebre aftosa es más común en niños debido a los frecuentes cambios de pañal y baños, y porque los niños pequeños normalmente se meten la mano en la boca.

Aunque el contagio de su hijo sea mayor durante la primera semana de la enfermedad, el virus puede permanecer en su cuerpo semanas después de que los signos y síntomas hayan desaparecido. Esto significa que su hijo todavía puede infectar a otros niños.

Algunas personas, sobre todo adultos, pueden pasar el virus sin mostrar ningún signo o síntomas de enfermedad.

Los brotes de la enfermedad son más comunes en verano y otoño en los Estados Unidos y en otros climas templados. En climas tropicales, los brotes ocurren durante todo el año.

9 Remedios Caseros y Naturales para el Virus de la Fiebre Aftosa

Remedios para enfermedad manos pies boca

Remedios para enfermedad manos pies boca

1. Cubos de agua de coco congelada.

La deshidratación es un problema con la enfermedad de mano, pie y boca ya que las llagas y las ampollas en la boca pueden hacer que comer y beber sea extremadamente doloroso. Los cubos de agua de coco congelados pueden ayudar a aliviar el dolor y la incomodidad, pero lo más importante, debido a los altos niveles de potasio y electrolitos altos, es la manera perfecta de evitar la deshidratación.

2. Refrescos y sopas.

Si bien masticar alimentos gruesos o crujientes es demasiado doloroso, proporcionar sopas de verano frías y saludables ayuda a garantizar que el cuerpo obtenga los nutrientes que necesita para ayudar a la recuperación del virus. Evite alimentos salados, picantes o ácidos; algunas frutas pueden ser demasiado ácidas y causar más irritación y dolor.

3. Enjuague la boca después de comer.

Para eliminar cualquier posible irritante en la boca, mezcle media cucharadita de sal rosa del Himalaya en un vaso de agua tibia. Revolver en la boca, escupir y repetir. Esta increíble sal ayuda a equilibrar los niveles de pH, apoyando una respuesta saludable del sistema inmune.

4. Aceite de coco.

Aplicar suavemente aceite de coco sobre la erupción y las ampollas puede ayudar a acelerar la curación. Los compuestos antimicrobianos y antivirales en el aceite de coco pueden proporcionar alivio y pueden ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad.

5. Baño de sal de Epsom con aceites esenciales.

Utilizada para calmar la piel y desintoxicar el cuerpo, un largo baño en remojo con sales de Epsom puede acelerar la curación y aliviar el dolor y la incomodidad. Sumérjase el mayor tiempo posible para aprovechar sus beneficios.

6. Caldo de hueso.

Para asegurarse de una nutrición adecuada durante la enfermedad, tome un caldo casero de hueso. El alto contenido de colágeno del caldo de huesos es compatible con una piel sana. Y, durante y después de un brote de este virus, la piel puede benficiarse del impulso que proporciona.

Remedios naturales fiebre aftosa

Remedios naturales fiebre aftosa

7. Astrágalo.

Se ha demostrado que esta hierba estimula el sistema inmunitario al tiempo que inhibe al virus Coxsackie y otros virus. El astrágalo está disponible en tinturas, cápsulas, tés y aplicaciones tópicas en muchas tiendas naturistas.

8. Té de raíz de jengibre.

El jengibre se ha utilizado durante miles de años para curar heridas y úlceras. Para tomar una bebida fresca y refrescante, tome una pieza de 1 pulgada de raíz de jengibre pelada y magullada, y cocine a fuego lento con un litro de agua durante 20 minutos. Colar y enfriar a temperatura ambiente. Luego, para agregar un toque de dulzura y propiedades curativas, mezcle solo una cucharadita o dos de miel cruda.

9. Té Rooibos.

Conocido como un potente antiinflamatorio natural, el té rooibos puede ayudar a acelerar la curación mientras lucha contra el virus que causa la enfermedad de manos, pies y boca. De hecho, una amplia gama de estudios de investigación muestra que la quercetina, un compuesto en el té rooibos, inhibe los Enterovirus. Una taza de té al día puede ayudar a acelerar la curación mientras lucha contra el virus.

Prevenir el Contagio de la Fiebre Aftosa

Los virus que causan fiebre aftosa pueden darse en una persona infectada a través de:

  • Secreciones de la nariz y garganta (como la saliva, esputo o mocos nasales).
  • Líquido de ampolla.
  • Heces.
  • Una persona infectada puede traspasar el virus a otra persona a través de:
  • Contacto personal cercano.
  • El aire (a través de tos o estornudos).
  • Contacto con heces.
  • Contacto con objetos contaminados o superficies.
Prevenir fiebre aftosa

Prevenir fiebre aftosa

Por ejemplo, usted puede infectarse besando a alguien que tenga esta enfermedad o tocando el pomo de una puerta que tiene virus y después tocándose los ojos, la nariz o la boca.

Es posible infectarse con estos virus si traga agua recreacional, como el agua de una piscina. Sin embargo, esto no es muy común. Es más probable que suceda si el agua se contamina de heces de una persona con esta enfermedad y no se trata con cloro.

Enfermedad de Mano, Pie y Boca: 9 Remedios Caseros
4 (80%) 3 votos