Browse By

Frecuencia de los aceites esenciales: si podemos mantener la frecuencia corporal lo suficientemente alta, estaremos libres de enfermedades.

FRECUENCIA DE ACEITES ESENCIALES

Extractos de “La sabiduría de ayer, el destino de mañana”, compilados por Jim Lynn

La eficacia de los aceites esenciales no se puede entender completamente sin una cierta comprensión de la frecuencia. La frecuencia es la tasa medible de flujo de energía eléctrica que es constante entre dos puntos cualesquiera. Todo tiene una frecuencia. El Dr. Robert O. Becker en su libro “The Body Electric” establece que el cuerpo humano tiene una frecuencia eléctrica y que gran parte de la salud de una persona puede determinarse a partir de ella. En 1992, Bruce Taino de Taino Technology, una división independiente de la Eastern State University en Cheny, Washington, construyó el primer monitor de frecuencia del mundo. Taino ha determinado que la frecuencia promedio de un cuerpo humano sano durante el día es de 62 a 68 Hz. Cuando la frecuencia baja, el sistema inmunológico se ve comprometido. Si la frecuencia baja a 58 Hz, aparecen síntomas de resfriado y gripe; a 55 Hz, enfermedades como Candida se afianzan; a 52 Hz, Epstein Bar y a 42 Hz, Cáncer. La máquina de Taino fue certificada como 100 por ciento precisa y actualmente se utiliza en el campo agrícola.

Según el Dr. Royal R. Rife, cada enfermedad tiene una frecuencia. Ha descubierto que ciertas frecuencias pueden prevenir el desarrollo de enfermedades y que otras destruirían las enfermedades. Las sustancias de mayor frecuencia destruirán las enfermedades de menor frecuencia.

El estudio de las frecuencias plantea una cuestión importante relativa a las frecuencias de las sustancias que comemos, respiramos y absorbemos. Muchos contaminantes reducen la frecuencia saludable. Los alimentos procesados ​​o enlatados tienen una frecuencia cero. Los productos frescos tienen hasta 15 Hz; hierbas secas de 12 a 22 Hz; y hierbas frescas de 20 a 27 Hz. Los alimentos procesados ​​y enlatados no tienen una frecuencia mensurable. Parecería que necesitamos una fuente de frecuencias más altas para mantener nuestra buena salud.

Las frecuencias de los aceites esenciales comienzan en 52 Hz y llegan hasta 320 Hz, que es la frecuencia del aceite de rosas. La investigación clínica muestra que los aceites esenciales tienen la frecuencia más alta de cualquier sustancia natural conocida por el hombre, creando un ambiente en el que las enfermedades, bacterias, virus, hongos, etc., NO PUEDEN vivir.

La investigación realizada por el Dr. Gary Young, un investigador de renombre mundial en el campo de los aceites esenciales, ha demostrado que si la frecuencia de los lóbulos derecho e izquierdo del cerebro variara más de 3 Hz, comenzaría un dolor de cabeza. Si la frecuencia variara más de 10 Hz, se desarrollaría un dolor de cabeza sustancial o tipo migraña.

Al combinar una fórmula de aceite compuesta de helicriso, manzanilla y lavanda y mediante una simple inhalación, el Dr. Young descubrió que la frecuencia de la cabeza podía equilibrarse y volver a la normalidad en unos pocos segundos.

En otro experimento, la frecuencia de un joven de 26 años, mientras sostenía una taza de café, bajó en tres segundos a 58 Hz. Sin el uso de aceites, fueron necesarios tres días para volver a la normalidad. Otro joven, de 24 años, bebió el café y en tres segundos su frecuencia bajó a 52 Hz. Cuando inhaló una mezcla de aceites, su frecuencia volvió a la normalidad en 21 segundos.

Aún queda mucha investigación por realizar, pero la premisa es que si podemos mantener la frecuencia corporal lo suficientemente alta y bien oxigenada, estaremos libres de enfermedades.

USANDO ACEITES ESENCIALES

Investigaciones adicionales han demostrado que, con sus propiedades inmunoestimulantes, los aceites esenciales mejoran y apoyan el desarrollo del sistema inmunológico, ya sea que se inhalen o se apliquen tópicamente en el cuerpo. Incluso aquellos que contraen un resfriado o gripe se recuperan hasta un 70 por ciento más rápido usando aceites esenciales.

Difundir los aceites en la atmósfera

Quizás uno de los mayores atributos de los aceites esenciales es su capacidad para purificar el aire que respiramos. Cuando se difunden en el hogar, liberan moléculas oxigenantes a la atmósfera, donde permanecen suspendidas durante varias horas para destruir y prevenir bacterias, hongos, moho y refrescar el aire con fragancias naturales. Además de eliminar el polvo del aire, los aceites difundidos nos permiten respirar sus maravillosas propiedades antivirales, antibacterianas y antisépticas.

Esta es la forma más perfecta de mejorar el ambiente de nuestro hogar, ya sea para ayudarnos a relajarnos, aliviar tensiones y dolores de cabeza, disipar los olores o simplemente crear una atmósfera de paz y armonía. Si tienes hijos o sufres de enfisema, sinusitis, asma y alergias, difundir aceites esenciales en tu hogar marcará una diferencia esencial para tu salud y la de tu familia.

Aplicación tópica de los aceites.

Existe la idea errónea de que los aceites esenciales puros deben diluirse primero antes de aplicarlos tópicamente sobre la piel. Los aceites puros, con excepción de aquellos que contienen el componente químico natural conocido como “fenol”, (como los de canela, clavo u orégano) se pueden aplicar “puros” (sin diluir) directamente sobre la piel. Los aceites que contienen fenol pueden provocar irritación o sensación de ardor.

PRECAUCIÓN: Debido a que muchos AE disponibles comercialmente han sido adulterados con solventes y/o químicos artificiales, no debe aplicar AE directamente sobre la piel… a menos que sepa que son seguros. Sólo hay un productor importante de AE ​​en los EE. UU. que es conocido por producir SÓLO aceites puros y sin adulterar. Los AE de este productor, con pocas excepciones, se consideran seguros para aplicar directamente sobre la piel sin diluirlos primero con un aceite portador. Ese productor es Young Living Essential Oils, Inc. En caso de duda, pruebe siempre con una pequeña cantidad primero para comprobar una posible reacción.

Cuando se aplican en el cuerpo frotando los pies, los aceites esenciales penetran la piel y viajan (a través del torrente sanguíneo) por todo el cuerpo y afectan cada célula, incluido el cabello, en 20 minutos. Los aceites no se acumulan ni almacenan en el cuerpo porque son muy sutiles y volátiles y tienen una alta tasa de evaporación. Debido a su estructura química, se metabolizan como otros nutrientes en las células.

Además de en los pies, los aceites se pueden aplicar directamente en las áreas afectadas del cuerpo, como las articulaciones, músculos y tendones que necesitan alivio de dolores y molestias. El Dr. Gary Young ha descubierto que el aceite de helicriso, abedul, clavo y menta, cuando se combinan, puede aliviar el dolor en unos instantes.

aromaterapia

Aromaterapia significa tratar con aroma mediante inhalación. Se ha informado que los aceites esenciales, debido a su fragancia y volatilidad, ayudan a crear una mayor armonía espiritual, física y emocional cuando se inhalan.

El olfativo, la parte de nuestra nariz responsable de la detección de olores, envía impulsos creados por diversos olores a la amígdala, que es el centro de memoria de nuestro cerebro para el miedo y el trauma. Recién en 1989 se descubrió que la amígdala desempeña un papel importante en el almacenamiento y liberación del trauma emocional, y sólo la estimulación del olor o la fragancia tiene un efecto profundo a la hora de desencadenar una respuesta en esta glándula. La fragancia es uno de los mayores placeres del hombre, ya que trae recuerdos de experiencias pasadas y crea una sensación de seguridad, conexión a tierra y bienestar. El Dr. Joseph Ledoux, de la Universidad Médica de Nueva York, considera que esto podría ser un gran avance en la liberación del trauma emocional.

VER TAMBIÉN

¿Los aceites esenciales aumentan tu frecuencia?

Introducción a la perfumería natural.

perfumes naturales

FAQ – Preguntas frecuentes sobre perfumes naturales