Browse By

El Incienso ¿Bueno o Malo para la Salud?

“El incienso puede necesitar una advertencia por humo ‘tóxico’, afirma un estudio” reporta The Daily Telegraph. Un análisis del humo del incienso, usado en ceremonias religiosa occidentales y asiáticas por posiblemente miles de años, encontró que contiene químicos que podrían ser dañinos.

¿Es el Incienso Bueno o Malo para la Salud?

Humo de incienso bueno o malo

Humo de incienso ¿bueno o malo?

Los investigadores –dos de los cuales trabajaron para una compañía de tabaco- examinaron residuos de tabaco e incienso directamente en animales y células bacterianas en un laboratorio. Hicieron esto para ver si podían inducir mutaciones en el ADN y si el humo era tóxico para las células.

Encontraron que el efecto de una parte del humo de incienso probado en células era más grande que el del tabaco. Sin embargo, solo cuatro varitas de incienso y un cigarrillo fueron probadas, así que hay que ser precavidos con estos resultados.

Pero el incienso no se fuma y por lo tanto no es llevado directamente a los pulmones de la manera en que se fuma el tabaco, así que los efectos en las células pulmonares pueden ser muy diferentes.

Aun así, el estudio es un recordatorio de que quemar cualquier cosa – sea incienso, carbón o tabaco – produce humo que puede irritar y dañar los pulmones. Si quiere hacer que su hogar huela mejor, recomendamos que se apegue otro tipo de aromatizadores.

Riesgos para la Salud de Quemar Incienso

Muchas veces se afirma que quemar incienso es una práctica con cualidades espirituales, purificadoras e incluso sanadoras. Pero ¿sabía usted que el quemar incienso conlleva algunos riesgos significativos para la salud? Estudios han vinculado el incienso a varios desordenes de salud, incluyendo dificultad respiratoria, dolores de cabeza, complicaciones cardiovasculares, cáncer, y transformaciones indeseables en la estructura celular de los pulmones.

Desde antiguos templos en Asia hasta centros New Age en occidente, el incienso se quema en todo el mundo.

Pero el humo que viene de aquellos bastones fragantes puede ser más tóxico para las células del cuerpo que el humo del cigarrillo, advierte un nuevo estudio.

Un estudio encontró que el humo del incienso es más mutagénico, genotóxico y citotóxico que el humo del cigarrillo. Esto significa que es capaz de causar mutaciones genéticas y cambios en las células del ADN, que puede llevar al cáncer.

El Incienso ¿Es Toxico?

El Incienso ¿Es Toxico?

Si cree en la idea de que la aromaterapia puede ser terapéutica ¿adivine qué? Si está tomando aromaterapia al quemar incienso, la ciencia sugiere que le podría estar haciendo el mismo daño que los cigarrillos a sus pulmones.

Efectos secundarios de quemar incienso

Es tóxico para las células

Cuando se quema incienso, produce un montón de contaminantes del aire y sustancias químicas dañinas. La más prominente entre estas sustancias es la materia particular, que es altamente tóxica para las células. Puede cambiar material genético como el ADN, que eventualmente conduce a mutaciones. Estas mutaciones son enormemente responsables del desarrollo de varios tipos de cáncer.

Afecta el tracto respiratorio

Un montón de personas tocen o estornudan cuando un incienso es encendido. Esto es porque el humo del incienso contiene un montón de irritantes respiratorios que pueden causar incomodidad. Algunos tipos de incienso han probado ser más tóxicos para los pulmones que el humo del cigarrillo debido a las altas cantidades de materia particular. El humo del incienso puede abrirse paso muy profundo en tus vías respiratorias debido a que sus partículas son más finas que las del cigarrillo.

Causa cáncer de pulmón

Muchos de los contaminantes del aire producidos cuando se quema incienso son capaces de causar cáncer. Estos contaminantes tienden a causar irritación en los pulmones y afectan la salud en general. Los estudios sugieren que la exposición cercana a estos por un largo periodo puede incrementar la posibilidad de cáncer de pulmón. Sin embargo, esto solo ha sido confirmado para hombres chinos que son fumadores.

Incrementa los síntomas del Asma

La quema de incienso produce contaminantes del aire e irritantes, que son causas principales del asma; la exposición incrementada a esto resulta en síntomas del asma agravados debido a la inflamación de células pulmonares. Así que, la exposición frecuente al humo del incienso incrementa los síntomas existentes del asma como jadear y toser.

Resulta en dermatitis de contacto

Si eres alérgico a contaminantes e irritantes en el aire, hay posibilidades de que quemar incienso te afecte. Cuando un incienso es quemado, la materia particular y otros alérgenos producidos interactúan con la piel y se disuelven en el sebo – una sustancia aceitosa secretada para lubricar la piel. Esto, en cambio, resulta en alergias de la piel o dermatitis de contacto. Los alérgenos producidos también aumentan los niveles de inmunoglobulina E en la sangre. (IgE) – anticuerpos producidos por su cuerpo en respuesta a alérgenos – que también es un indicador de dermatitis de contacto.

Afecta a bebés y niños

Humo de incienso y salud

Humo de incienso y salud

En general, una exposición constante al humo del incienso nunca es una buena idea, Por lo que, definitivamente es una buena idea alejarse de ellos si está embarazada. Inhalar humo de incienso podría poner la salud de su bebé en riesgo. Los estudios sugieren una posibilidad de desarrollar leucemia en niños cuyas madres estuvieron cerca de incienso regularmente mientras estaban embarazadas. La posibilidad de mutación genética contribuye a esto.

Crea problemas en los nervios

Estudios muestran que quemar incienso en lugares cerrados incrementa la concentración de monóxido de carbono. La exposición crónica a estos inciensos puede causar problemas neurológicos. Esto significa que podría resultar en pérdida de memoria y habilidades de aprendizaje impares.

Causa dolores de cabeza

Incluso con bajas concentraciones de monóxido de carbono, los doctores notan que la exposición puede causar dolor de cabeza, náuseas, mareos, y malestar general. Eso está lejos de los efectos pacíficos, calmantes y espirituales que la mayoría de las personas asocia con el incienso.

Puede causar EPOC

Múltiples estudios han notado que mujeres de culturas que regularmente queman incienso en casa desarrollan EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica). Esta es una enfermedad del corazón que normalmente ocurre entre los fumadores. Este descubrimiento coincide con otros estudios que sugieren que el humo del incienso es tan dañino, sino más, que el humo del cigarrillo.

Afecta la salud cardiovascular

Una investigación han confirmado que aquellos que usan incienso en su hogar regularmente tienen un 12% mayor probabilidad de morir de problemas del corazón. Hubo un 19% más propenso a sufrir infartos y un 10% más propensos a desarrollar una enfermedad coronaria. Estas eran en su mayoría personas que han quemado incienso en su casa por más de 20 años.

Estudios Científicos con Humo de Incienso

De acuerdo a un estudio realizado en el 2013 por investigadores de la Universidad de North Carolina, el humo de incienso conlleva riesgos a la salud similares al humo del cigarrillo.

Los investigadores usaron dos tipos de incienso comúnmente quemados en el 96% de hogares en los Emiratos Árabes Unidos semanalmente. Quemaron incienso durante el curso de tres horas en un habitación cerrada que se asemejaba en una sala de estar arquetípica. Identificaron y examinaron las concentraciones de partículas y niveles de gases, incluyendo el monóxido de carbono, compuestos orgánicos volátiles (COV), dióxido de azufre, óxido de nitrógeno y formaldehído.

El Humo Incienso ¿Es Dañino?

El Humo de Incienso ¿Es Dañino?

Células pulmonares humanas fueron mantenidas en las habitaciones por 24 horas para dejar a las partículas posarse en impactar las células. Las células pulmonares reaccionaron con una respuesta inflamatoria que es similar a las células pulmonares expuestas al humo del cigarrillo.

Un estudio del 2009 en la revista Cancer vinculó la quema de incienso un riesgo estadísticamente más grande de cáncer en el tracto respiratorio superior, especialmente tumores de carcinoma de células escamosas.

El humo de quemar inciensos crea una mezcla de partículas finas y ultrafinas, que son conocidos por ser malas para la salud pulmonar. El análisis químico encontró 64 compuestos, tomando en consideración todos los compuestos de los cuatro inciensos.

Esto incluye componentes químicos de aceites esenciales y madera de lignina, que es comúnmente usada en el incienso. Los compuestos fueron mayormente “irritantes”, aunque algunos compuestos tóxicos fueron encontrados. El papel no otorgó resultados equivalentes al tamaño de partículas y compuestos químicos encontrados en los cigarrillos probados.

Las cuatro muestras de humo de incienso causaron varios grados de mutación en células de salmonela. El humo del cigarrillo e incienso es tóxico para las células de los ovarios de hámsteres. La toxicidad fue mantenida en todos los niveles diferentes para las diferentes muestras. El humo de incienso resultó tóxico en concentraciones más bajas que el humo del cigarrillo.

Alternativas a quemar incienso

Bien sean palos, conos o resina, los inciensos son bañados con aceites esenciales que imparten el aroma que percibe. ¿Por qué no dejar el humo que puede enfermarlo, y beneficiarse directamente de los efectos positivos de los aceites esenciales? Use un difusor de aromaterapia, que emita una niebla de agua y aceites esenciales, por lo que obtiene un efecto como el humo y un aroma placentero en su hogar u oficina sin exponerse a ningún daño a la salud.

Si se rehúsa a dejar su incienso, evite usar briquetas de carbón para quemar su resina, ya que el humo del carbón añade aún más contaminantes y monóxido de carbono al ambiente. Y asegúrese de proporcionar la ventilación adecuada, abriendo ventadas para mejorar el flujo de aire.

Conclusión

El humo resultante de quemar incienso puede producir partículas finas y compuestos químicos de un tipo que puede irritar sus pulmones y dañar su salud. Esto no es sorprendente, ya que la mayoría de los tipos de humos a puertas cerradas produce partículas finas que tienen este efecto, así sea de cocinar, fumar tabaco o quemar incienso.

La suposición de que el humo del incienso podría ser más dañino que el de cigarro debe tomar con cautela. Los cuatro inciensos tuvieron efectos distintos cuando fueron probados por su habilidad para mutar células de ADN y su toxicidad a las células. Y fueron comparadas con solo un cigarro.

Humo Incienso Cancerigeno

Humo de Incienso ¿Cancerigeno?

Esto significa que no podemos sacar conclusiones sobre si la mayoría de los inciensos producen un humo que es más o menos tóxico que la mayoría de los cigarrillos. Además, un estudio usando células animales en un laboratorio no es lo mismo que uno con humanos vivos. Añadir sustancias a células en una placa de Petri puede causar efectos muy diferentes de lo que pasa cuando la gente se cruza con estas sustancias en una forma diluida en el ambiente.

La manera en que usamos el incienso y el tabaco son diferentes. El humo del cigarrillo es inhalado directo a los pulmones y mantenido allí antes de ser exhalado. El humo del incienso se quema en el ambiente y es inhalado en el aire que nos rodea. La cantidad de humo que entre a los pulmones dependerá de la cantidad de incienso que se queme, por cuanto tiempo y del tamaño y ventilación de la habitación.

La asociación del investigador líder con una compañía de tabaco levanta otro punto de preocupación. Mientras que los investigadores no paran de decir que el incienso es más peligroso que los cigarrillos, están en los intereses de las compañías de tabaco que las personas crean que fumar cigarrillos está a la par con quemar incienso – que no es el caso.

Parece razonable que personas con una condición pulmonar deberían evitar usar incienso, y para el resto de nosotros limitar su uso para razones personales, como proveerle un aroma a su hogar.

Se sabe que fumar tabaco produce enfermedades y muerte por causas cardiovasculares y pulmonares.