Browse By

Los beneficios de la vitamina B12 son lo que necesita este invierno para sentirse mejor

Todos sabemos que las vitaminas son cruciales para una buena salud. Desde mantener a raya las enfermedades hasta asegurarse de que nuestros huesos se mantengan fuertes, las vitaminas nos ayudan a dar lo mejor de nosotros. Siempre es importante encontrar formas de aumentar nuestra ingesta cuando nuestros cuerpos no las producen naturalmente. Y uno de los más importantes en los que centrarse es la vitamina B12, el pequeño secreto de tantos beneficios para la salud.

B12 es una vitamina esencial que necesitamos que nuestro cuerpo no produce naturalmente. En cambio, normalmente obtenemos nuestra parte justa del consumo de productos animales, especialmente carne y lácteos. Una vez consumida, la vitamina se pone a trabajar agregando varios beneficios a nuestras vidas. Es uno de los factores responsables de producir ADN y es crucial para la formación de glóbulos rojos. En general, se recomienda obtener al menos 2,4 microgramos de B12 por día, aunque la cantidad aumenta para las mujeres embarazadas o en período de lactancia.

También es genial en los meses de invierno para mejorar tu estado de ánimo. Los estudios han demostrado que la vitamina B12 puede ayudar a aliviar los síntomas de la depresión y los trastornos del estado de ánimo como la ansiedad. Eso es especialmente cierto para las personas que tenían deficiencia o niveles más bajos de la vitamina, según un estudio. Los investigadores observaron cómo la ingesta de suplementos de la vitamina combinada con antidepresivos afectaba el estado de ánimo de los participantes. En el grupo con la ingesta aumentada de B12, el 100 por ciento de los participantes informaron sentir una reducción del 20 por ciento en la escala de calificación de la depresión.

Entonces, ¿cómo puede asegurarse de obtener suficientes beneficios de la vitamina B12? ¡Sigue estos consejos!

comer más mariscos

Si bien la mayoría de los productos de origen animal le darán un impulso de B12, los mariscos en general podrían ser su mejor opción para una ingesta rápida y sabrosa. Las almejas específicamente tienen una alta concentración del mineral y también son una buena fuente de hierro. Asimismo, las sardinas y el atún tienen un alto contenido de B12 y son muy accesibles ya que se pueden comprar enlatados en la mayoría de las tiendas de comestibles. Las sardinas en particular son ricas en muchos nutrientes y ácidos grasos omega-3. Pero si no te gusta su sabor fuerte, el atún enlatado también es una gran fuente de vitamina B12. De hecho, ¡una lata de atún claro en agua representa el 115 por ciento del requerimiento diario de B12!

Incorporar alimentos fortificados

Si sigue una dieta más vegana o vegetariana, es probable que los mariscos estén fuera de su alcance. En su lugar, puede incluir levadura nutricional fortificada en su dieta. Solo tienes que asegurarte de que esté fortificada, ya que la levadura nutricional normal no contiene B12. Un estudio realizado en personas que siguieron una dieta vegana de alimentos crudos encontró que agregar levadura nutricional fortificada a sus alimentos aumentó sus niveles de B12 y redujo los marcadores sanguíneos de deficiencia.

tomar suplementos

Si prefiere no preocuparse por obtener suficiente vitamina B12 de su dieta, también puede tomar suplementos. Los suplementos más comúnmente disponibles, como Nature Made (Comprar en Amazon, $18), le darán toda la vitamina B12 que necesita para mantenerse saludable. Como siempre, debe consultar a su médico al comenzar una nueva rutina de suplementos. Ellos te dirán si es lo mejor para ti.

A medida que nos adaptamos al invierno, es importante encontrar formas de mantener nuestro estado de ánimo y nuestra salud fuertes. ¡Afortunadamente, B12 será un gran aliado para lograr ambos!