Browse By

Desinflamar la Mandíbula con Remedios Caseros y Naturales

La inflamación de la mandíbula está asociada con varias enfermedades y desórdenes. Si la inflamación es severa y está acompañada de otros síntomas como dolor severo, fiebre, etc. Entonces, debe buscar atención médica inmediata. Pero, casos leves pueden ser a menudo corregidos que algunos remedios caseros simples. Sin embargo, será beneficioso para usted tener una idea básica de las posibles causas de la inflamación de mandíbula. Este artículo le proveerá algo de información sobre las causas comunes de la inflamación de mandíbula y los remedios caseros más populares para desinflamar la mandíbula o quijada.

La mandíbula

La mandíbula

Mandíbula Inflamada: Síntomas

La inflamación de mandíbula es un síntoma caracterizado por una inflamación que resulta en que la mandíbula se vuelva más grande de lo normal o un bulto se desarrolle en la quijada. La inflamación de mandíbula puede ocurrir por muchas razones que llevan a la acumulación de fluidos en la piel sobre la mandíbula o inflamación de mandíbula.

Una inflamación de mandíbula leve puede ser causada por una lesión, golpe o cirugía reciente. Si este es el caso, puede que sane por sí sola o mejore con tratamientos caseros como medicamentos de venta libre para el dolor, pastillas anti-inflamatorias, o compresas frías. Si la inflamación es doloroso o molesta, sin embargo, ciertos cuidados médicos profesionales pueden ser necesarios.

Busque ayuda médica si sus síntomas de inflamación de mandíbula o los de alguien que conoce, están acompañados por una inflamación súbita de la cara, labios o lengua; una erupción, o problemas respiratorios como falta de aliento, dificultad para respirar, respiración trabajosa, sibilancia, no puede respirar, se ahoga, ya que estos son signos de reacción alérgica severa. Busque ayuda médica inmediata si usted o alguien que conoce, tiene fiebre (mayor a los 38,3ºC o 101ºF) e inflamación dolorosa en la mandíbula, ya que sus síntomas pueden estar relacionados con las paperas, una enfermedad viral grave u otra infección seria.

Si su mandíbula está inflamada, puede que la sienta más grande de lo normal o que desarrolle un bulto visible. La inflamación es causada típicamente por fluidos acumulándose en la piel sobre la mandíbula o la inflamación de las mismas mandíbulas. La inflamación de mandíbula leve puede curarse sola. Mientras tanto puede reducir el dolor con medicamentos de venta libre y compresas frías.

Sin embargo, si la inflamación es especialmente dolorosa, molesta o duradera, contacte a su médico o dentista de inmediato. Después de todo, los problemas más comunes que causan inflamación de mandíbula están relacionados a los dientes. Una inflamación de mandíbula puede ser causada por una cirugía oral u otro procedimiento dental, pero aquí veremos otras cosas que podrían estar causando su inflamación de mandíbula.

Mandíbula Inflamada: Causas

La inflamación de mandíbula no es necesariamente causa de un problema de mandíbula, ya que pueden existir otras varias condiciones que pueden llevar a este problema. Como todos sabemos, un trauma o lesión a la mandíbula es una de las causas comunes para una mandíbula inflamada. Un accidente o caída grave o cualquier otra actividad que cree inmensa presión en la mandíbula, puede causar una fractura al hueso, lo que es otra razón para tal inflamación. Sin embargo, la causa más común para una mandíbula inflamada resultan ser problemas de los dientes o las encías, como muelas del juicio impactadas, abscesos dentales, etc.

Mandibula inflamada

Mandíbula inflamada. Fuente

La inflamación de mandíbula puede desarrollarse en aquellos que han tenido cirugías en el área de la mandíbula. Esto puede incluir, liposucción de las mejillas o barbilla. Incluso las cirugías faciales cosméticas puede algunas veces causar inflamación de mandíbula. Su mandíbula puede parecer inflamada, si los nodos linfáticos localizados bajo estos huesos se inflaman. Esto puede ocurrir cuando el cuerpo desarrolla algún tipo de infección. Otra posible causa para la mandíbula inflamada son los quistes mandibulares que son como granos llenos de líquido, que se encuentran en la piel en el área de la mandíbula.

Quistes Mandibulares

Los quistes son sacos llenos de fluido, aire y otras sustancias. Aunque pueden causar una incómoda inflamación de mandíbula, los quistes son benignos. Cualquiera puede desarrollar un quiste mandibular, pero los factores de riesgo incluyen:

  • Uso de tabaco y alcohol.
  • Higiene oral pobre.
  • Irritación causada por dentaduras mal ajustadas.
  • Superficie desigual de los dientes.
  • Nutrición pobre.

Cuando su dentista trabaja para diagnosticar el problema, comienza preguntándole sobre su historia médica. Él examinará su boca cuidadosamente, su mandíbula y sus dientes. Un escaneo TC, IRM o biopsia pueden ser necesarios para un diagnóstico definitivo. Puede que necesite cirugía para remover el quiste.

Absceso Dental

Un absceso es una colección de material infectado causado por una infección bacteriana. Cuando ocurre en el diente, el absceso puede causar un dolor de diente severo y mandíbula inflamada. Las causas comunes incluyen:

  • La caries dental.
  • Diente roto o astillado.
  • Aberturas en el esmalte dental.
  • Infección en la raíz que se extiende a los huesos que sostienen el diente.

El diente infectado puede lucir completamente normal en la superficie, aunque las encías a su alrededor pueden estar inflamadas y rojas. Los rayos-x dentales y otras pruebas son necesarias para triangular cual diente (o muela) está causando la inflamación de mandíbula y el dolor.

Aparte de deshacerse de la infección, la meta del tratamiento es salvar el diente y prevenir complicaciones futuras. Puede combatir la infección con antibióticos. Enjuagues de agua salada y los medicamentos de venta libre para el dolor ayudan a aliviar la molestia. Si los antibióticos no son suficiente, puede que necesite un tratamiento de canales, si la infección es muy severa puede que usted necesite que le extraigan el diente.

Mandibula Inflamada Por Muela

Mandibula Inflamada Por Muela

Pericoronitis

Cuando sus muelas del juicio emergen parcialmente a través de las encías, permiten que partículas de comida y bacterias queden atrapadas bajo la parte de la encía que aún cubre el diente. Si se deja sin tratar, esto puede irritar las encías y causar una infección llamada pericoronitis. Esto tiene como resultado:

  • Dolor.
  • Tejido de las encías inflamado.
  • “Mal sabor” en la boca.
  • Nodos linfáticos inflamados en el cuello.
  • Dificultad para abrir la mandíbula.

Para diagnosticar pericoronitis, su dentista examinará su boca para ver si sus muelas del juicio están creciendo. Unos rayos-x mostrarán el preciso alineamiento de las muelas del juicio y determinarán si emergieron parcialmente.

Si la infección es leve, puede que pueda remediarlo con enjuagues de agua salada y asegurándose que la comida no quede atrapada entre las encías. Si su mandíbula está inflamada y duele, esto significa que se ha propagada la infección y necesita antibióticos. También puede tomar medicamentos de venta libre para el dolor para aliviar la molestia hasta que la infección se vaya. Si la pericoronitis recurre, puede que necesite cirugía para remover el exceso de tejido o remover sus muelas del juicio.

Síntomas de Mandíbula Inflamada

Los síntomas presentes en el dolor de mandíbula pueden variar según el caso. Pueden incluir:

  • Dolor facial que empeora cuando se usa la mandíbula.
  • Sensibilidad articular y muscular.
  • Rango de movimiento limitado.
  • Problemas de alineación de la mandíbula.
  • Sonidos de clic o de estallidos con la apertura o el cierre de la mandíbula.
  • Zumbido en los oídos.
  • Dolor de oído.
  • Dolores de cabeza con o sin dolor de oídos y presión detrás de los ojos.
  • Mareos.
  • Bloqueo de mandíbula.
  • Dolor sordo a dolor agudo y punzante.
  • Llegar a ser demasiado sensible al dolor.
  • Vértigo.
  • Dolor de muelas.
  • Dolores de cabeza por tensión.
  • Dolor de tipo nervioso, como ardor.
  • Fiebre.
  • Inflamación facial.

Otros síntomas pueden estar presentes y estos dependerán de la raíz del dolor de mandíbula.

Es importante que las personas busquen atención médica pronta para trabajar en la causa de su dolor para que así se pueda determinar un tratamiento. Hacerlo rápidamente puede ayudar a prevenir complicaciones a largo plazo. Los dentistas, los cirujanos orales y los médicos pueden evaluar el dolor de mandíbula.

Mandibula Inflamada Sintomas

Mandibula Inflamada Sintomas

Cómo Desinflamar la Mandíbula

El tratamiento del dolor de mandíbula depende de su causa. Los métodos son varios y pueden incluir lo siguiente:

  • Antibióticos si el dolor de mandíbula es causado por una infección.
  • Cirugía para eliminar el hueso dañado, tratar un nervio afectado o para diagnosticar el problema.
  • Uso de un protector bucal, como una Férula dental.
  • Terapia física.
  • Relajantes musculares o tranquilizantes para ayudar a relajar los músculos afectados.
  • Antidepresivos, que a veces pueden ayudar a tratar afecciones dolorosas.
  • Capsaicina tópica, que es útil para tratar algunas enfermedades relacionadas con los nervios.
  • Inyecciones de esteroides para disminuir la inflamación o hinchazón.
  • Terapia antiviral para tratar infecciones virales, como herpes zoster.
  • Medicamentos para el dolor.
  • Terapia de oxígeno y algunos medicamentos recetados para tratar dolores de cabeza en racimo.
  • Ciertos medicamentos para la presión arterial cuando se están tratando las migrañas.
  • Tratamiento de conducto, un procedimiento para tratar infecciones en los dientes.
  • Extracción de dientes si la causa es de un diente anormal o infectado.
  • Espray vapo-refrigerante para aliviar las áreas dolorosas del músculo, llamadas puntos gatillo.
  • Inyecciones con anestésicos locales.
  • Estiramiento para estirar y calmar los músculos afectados.
  • Terapia de relajación.
  • Dieta suave para evitar el movimiento y los crujidos excesivos de la mandíbula.
  • Aplicación de calor húmedo o terapia fría.
  • Masaje o acupuntura.
  • Uso de posturas correctas para evitar la tensión del cuello y la espalda.

Otros tratamientos están disponibles para tratar el dolor de mandíbula, y su uso es determinado por la causa del dolor. Los doctores pueden discutir el mejor método para tratar el dolor con cada persona, basado en su situación única.

Remedios Caseros para Desinflamar la Mandíbula

Remedios caseros desinflamar mandibula

Remedios caseros para desinflamar la mandibula

La mandíbula inflamada es una condición que puede ser causada por cualquiera de los factores de riesgo señalados arriba. Así, está claro que si es una inflamación severa con otros síntomas como hematomas, sangrado, dolor severo o fiebre, debe buscar atención médica inmediata. En esos casos, no es inteligente usar remedios caseros. Si los síntomas son tan menores que lo único que desea es controlarlos por su cuenta sin ir al doctor, puede probar algunos de los siguientes remedios para la inflamación de la mandíbula en casa.

Si la inflamación es debido a una lesión o trauma, entonces absténgase de mover la mandíbula por algunos días. Si no puede evitar tales movimientos completamente, trate de minimizarlos.

Evite bostezar, hablar, cantar y hacer sonidos. Trate de consumir alimentos líquidos, porque el masticar puede causar movimientos de mandíbula. También se dice que comer alimentos fríos puede ser útil para ayudar a reducir la inflamación de la mandíbula.

En lo que concierne a alimentos, se dice que los productos con cafeína aumentan el dolor asociado con una mandíbula inflamada. Algunas personas optan por suplementos de vitamina C que son reconocidos por proveer alivio para la inflamación y el dolor.

Desinflamar la mandibula

Desinflamar la mandibula

La aplicación de compresas frías sobre la mandíbula puede probar ser útil para aliviar la inflamación y el dolor de mandíbula. Puede aplicar paquetes fríos por al menos 15 minutos, por intervalos de cada dos horas. También puede intentar colocar un cojín o almohada bajo la mandíbula para evitar movimientos de mandíbula al dormir.

Se dice que las patatas hacen maravillas para aliviar el dolor y la inflamación de la mandíbula. Todo lo que tiene que hacer es cortar rebanadas finas de este vegetal y colocarlas sobre el área afecta durante un tiempo. Repita esto de cuatro a cinco veces por día para mejores resultados.

Comer alimentos fríos puede ayudar a calmar y aliviar el dolor en la línea de su mandíbula. Una dieta líquida también puede hacer maravillas por una mandíbula inflamada.

Tome suplementos de vitamina C.

Evite las comidas que disparan la producción de saliva como comidas agrias. Si se activan las glándulas salivales, experimentará un espasmo.

Tome analgésicos si el dolor ya es intolerable.

Una mandíbula adolorida debe ser tratada como una parte del cuerpo adolorida. Intente darle reposo.

Si el dolor persiste después de dos días intente aplicar calor. La metodología es la misma que para los paquetes fríos, aplicarlo 20 minutos y repetir cuando persista el dolor.

Evite comer cualquier cosa dura, limite su dieta a alimentos blandos como vegetales hervidos y queso. También puede optar por jugos de frutas ya que no necesitan ser masticados.

Evite las bebidas con cafeína ya que son conocidas por hacer que el sistema nervioso sea más sensible al dolor.

La meditación es una gran técnica para aliviar el dolor.

También realizar esas actividades que son placenteras, como escuchar música relajante o tomar un baño de agua tibia, ayudará a relajar los músculos faciales, reduciendo así las posibilidades de apretar los dientes mientras duerme.

Además de los mencionados anteriormente, puede encontrar otros remedios para la mandíbula inflamada, como la respiración profunda, que se dice que relaja los músculos de la mandíbula y proporciona alivio. También se dice que el masaje es beneficioso para este propósito, pero asegúrese de no aplicar presión sobre el área afectada.

En resumen, algunos de los remedios caseros mencionados anteriormente pueden ser útiles para reducir la inflamación y el dolor de la mandíbula. Sin embargo, no es aconsejable recurrir a remedios caseros si no encuentra alivio o si los síntomas empeoran. Lo mismo aplica a aquellos que desarrollan síntomas adicionales. En tales casos, póngase en contacto con su médico para el tratamiento de la inflamación de la mandíbula que se proporcionará según la causa de la enfermedad

Desinflamar la Mandíbula con Remedios Caseros y Naturales
5 (100%) 1 voto