Browse By

Manejo de medicamentos para pacientes con cáncer y cuidadores

Para los pacientes con cáncer, la medicación es un aspecto fundamental de la recuperación. La combinación de medicamentos específica de un paciente se diseñará en consulta con un equipo de atención. Esos medicamentos funcionarán mejor cuando se administren en las dosis y horas adecuadas.

Esta guía ayudará a los pacientes con cáncer y a los cuidadores a administrar con éxito el almacenamiento, la dosis y las circunstancias especiales relacionadas con los medicamentos contra el cáncer.

¿Cuáles son las 5 R de la seguridad de los medicamentos?

Los cuidadores que siguen los 5 derechos de la administración de medicamentos serán los más eficaces para mantener seguros y saludables a los pacientes con cáncer. Estos son los mismos pasos que siguen los profesionales de la atención en su clínica u hospital.

  1. Medicamento adecuado
  2. Dosis correcta
  3. Momento correcto
  4. Ruta correcta
  5. Persona adecuada

Medicamento correcto

Mientras se prepara para administrar un medicamento, primero asegúrese de que está usando el correcto. Mire el frasco de pastillas, luego lea el nombre del medicamento en voz alta.

Dosis correcta

Una causa común de eventos adversos peligrosos por medicamentos es administrar una dosis inadecuada. Este error suele ocurrir cuando los cuidadores leen mal o miden mal la cantidad adecuada.

Momento adecuado

A El plan de medicación solo tendrá éxito si se administra la medicación adecuada en el momento adecuado. La mejor solución es un programa de medicación escrito.

Ruta correcta

Los medicamentos contra el cáncer se pueden administrar en forma de píldoras, líquidos, tratamientos tópicos que se frotan sobre la piel, y tratamientos inyectables. Los tratamientos inyectables incluyen infusiones intravenosas (IV) o inyecciones a través de la vena, inyecciones intramusculares (IM) en el músculo e inyecciones subcutáneas (SQ) debajo de la piel. Siga las instrucciones dadas con el medicamento y pida ayuda si cree que la necesita.

Persona adecuada

Los frascos de pastillas pueden tener un aspecto muy similar. Como último paso antes de administrar el medicamento, vuelva a mirar el medicamento que tiene en la mano para asegurarse de que se lo está dando al paciente correcto.

Consejos generales para el manejo eficaz de los medicamentos contra el cáncer

Dos estrategias importantes le ayudarán a administrar los medicamentos de forma segura durante todo el proceso de tratamiento: mantener una lista de medicamentos y almacenarlos correctamente. El almacenamiento y la manipulación de medicamentos es especialmente importante porque algunos tratamientos pueden ser peligrosos.

Lista de medicamentos

Una lista de medicamentos es un documento fundamental que será consultado por pacientes, cuidadores, farmacéuticos y su médico. Asegúrese de agregar cualquier suplemento o medicamento de venta libre a la lista además de los medicamentos recetados.

La lista de medicamentos debe incluir el nombre del medicamento, la dosis o cómo se toma el medicamento. , cuándo comenzó el tratamiento con el medicamento y cualquier inquietud que tenga, como los efectos secundarios experimentados.

Almacenamiento y organización seguros

Los medicamentos contra el cáncer son poderoso y muy peligroso si lo toma la persona equivocada o si se maneja incorrectamente.

Si tiene a alguien en casa que pueda ingerirlo accidentalmente (como un niño o una mascota), asegúrese de guardar las píldoras en un lugar lugar alto que no pueden alcanzar. También puede invertir en una caja de seguridad para pastillas. Nunca guarde medicamentos contra el cáncer en el baño; la humedad puede disminuir su efectividad.

Idealmente, solo la persona que está tomando el medicamento lo tocará. Si un cuidador necesita manipular el medicamento, solo debe hacerlo con guantes.

Medicamentos peligrosos en el hogar

Si alguno de los medicamentos que se toman en casa es peligroso, como los medicamentos de quimioterapia como la doxorrubicina o la vincristina, los cuidadores deberán tomar medidas de seguridad adicionales.

Los cuidadores deben recibir kits especiales con instrucciones y materiales para limpiar derrames y contenedores especiales para desechar medicamentos peligrosos.

Estos medicamentos aún pueden estar presentes en cantidades peligrosas en los fluidos corporales, como orina, sangre, saliva, etc. . Si alguno de estos fluidos está presente en las sábanas, toallas o ropa del paciente, manipúlelos con guantes médicos desechables y lave las telas sucias con agua caliente por separado del resto de la ropa.

El paciente Debe tener especial cuidado al usar el baño. Durante las 48 horas posteriores a una inyección o tratamiento intravenoso, el paciente debe tirar la cadena del inodoro dos veces después del uso, lavarse bien las manos y limpiar cualquier parte del cuerpo que tenga orina o heces. El agua del inodoro aún podría contener trazas de sustancias químicas peligrosas, por lo que los niños y las mascotas deben mantenerse alejados del baño.

Los medicamentos potentes contra el cáncer, como cualquier medicamento, deben tomarse en el momento adecuado para para ser el más eficaz. Perderse por completo los horarios de dosificación programados o tomar las píldoras en el momento incorrecto puede ser peligroso.

Para asegurarse de administrar todas las píldoras a la hora adecuada, configure alarmas recordatorias en un reloj despertador o temporizador. Si tiene un teléfono inteligente, considere usar una aplicación diseñada para la administración de medicamentos.

También es una buena idea escribir el plan diario de medicamentos en una hoja de papel. Una lista física se puede copiar y compartir fácilmente con otros cuidadores y asistentes de salud, y no tiene que preocuparse por la compatibilidad del teléfono o una interrupción de datos que haga que el plan de medicamentos sea inaccesible.

Tener un registro de Los medicamentos diarios también son muy útiles en las citas de seguimiento con el equipo de atención del paciente. Estas citas son el momento ideal para discutir los ajustes en el horario de los medicamentos que pueden ayudar a reducir los efectos secundarios experimentados. Puede discutir acerca de cómo acercar el horario de una dosis de tratamiento a la hora de comer, por ejemplo, o alejarlo de la hora de acostarse. Estos son solo ejemplos. Nunca realice cambios en un plan de medicamentos sin antes discutirlos con el equipo de atención asignado.

Comprensión de la etiqueta del frasco de prescripción

Por lo general, una etiqueta de prescripción tiene ocho partes y tipos de información. Tenga en cuenta que las etiquetas de sus propias recetas pueden verse algo diferentes, pero generalmente tendrán un contenido similar en la lista para que usted las consulte. Aprenda a reconocer estas partes en sus propios medicamentos.

  • Información de farmacia: Detalles clave sobre la farmacia que surtió su receta
  • Su información: Información de contacto de el paciente
  • Información del médico que prescribe: Información de contacto del médico o proveedor de atención médica
  • Nombre y concentración del medicamento: Marca, nombre químico o genérico junto con la cantidad medida de una unidad del medicamento
  • Instrucciones para tomar el medicamento: Cómo y cuándo tomar el medicamento
  • Información de prescripción: Información específica para ayudar en la planificación de reabastecimientos
  • Información del fabricante farmacéutico: Nombre de la empresa que fabricó su medicamento y una descripción física del medicamento
  • Declaración de precaución federal: Receta advertencias exigidas por los EE. UU. g overnment

Muchos medicamentos recetados también vienen con guías de medicamentos aprobadas por el gobierno federal. Administración de Drogas (FDA). Estas guías contienen información sobre cuestiones específicas de determinados medicamentos y pueden ayudar a los pacientes a evitar efectos secundarios graves.

Inyecciones en el hogar o tratamiento intravenoso

Cuando sea seguro hacerlo, el tratamiento de quimioterapia se puede administrar en casa. Un asistente de salud en el hogar realizará el procedimiento o capacitará a un cuidador para que lo haga.

Si un asistente de salud en el hogar está administrando estos tratamientos en el hogar, será responsable de aprender y cuidar el equipo especial. , como los tubos, líneas, puertos y catéteres que se utilizan en el tratamiento del cáncer. Hay muchos tipos diferentes. Alguien en el centro de atención oncológica capacitará al asistente de atención médica domiciliaria o al cuidador sobre el equipo específico antes de comenzar cualquier tratamiento en el hogar.

Evite cambiar de farmacia o médico

El tratamiento del cáncer es un proceso complejo. El equipo de atención sopesará muchos factores en el desarrollo de su plan de medicamentos, incluidos su historial médico anterior, alergias, la etapa del cáncer y otros.

Debido a que el proceso es tan complicado, es mejor Sea consistente con la farmacia que está usando y los médicos a los que está consultando. Eso significa ceñirse a una farmacia para todos sus medicamentos, si es posible.

Tratamiento activo y terapia de mantenimiento

Muchos cánceres se tratan con el objetivo de eliminarlos del cuerpo. Cuando el tratamiento se encuentra en esta etapa, a veces se denomina tratamiento activo. En el mejor de los casos, el paciente está completamente libre de cáncer al final del tratamiento.

Algunos cánceres son de naturaleza crónica. No se pueden curar por completo; solo se tratan con quimioterapia continua para evitar que el cáncer se propague o empeore. Dichos cánceres pueden incluir cáncer de ovario, algunas leucemias y algunos linfomas.

Una vez que el tratamiento ha reducido con éxito los signos y síntomas del cáncer, se dice que la enfermedad está en remisión. Cuando el cáncer no está creciendo, se le puede llamar “controlado” o “estable”. Los cánceres en crecimiento a menudo se describen como en la fase de progresión. Si un cáncer crónico comienza a progresar, es probable que deba reanudar el tratamiento.

Tratamiento del cáncer homeopático, alternativo o complementario

Los hospitales y los centros de atención oncológica adoptan un enfoque de tratamiento basado en pruebas. Los tratamientos contra el cáncer recomendados por su médico han demostrado su eficacia en ensayos clínicos de pacientes con cáncer.

Hay otros tratamientos que no han demostrado eliminar el cáncer, pero pueden aliviar algunos síntomas de la enfermedad. La meditación puede ayudar a reducir la ansiedad. El té puede ayudar a la digestión o reducir las náuseas. El masaje o la acupuntura pueden aliviar el dolor. Muchos profesionales del tratamiento del cáncer fomentan el uso de estas terapias cuando se utilizan junto con tratamientos basados ​​en la evidencia.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios del tratamiento del cáncer pueden afectar la capacidad del paciente para cumplir con su plan de medicación. Por ejemplo, la confusión o el delirio es un efecto secundario grave asociado con los tratamientos contra el cáncer y los medicamentos para aliviar el dolor. Los lapsos cognitivos menos graves durante el tratamiento del cáncer, como olvidar nombres o fechas, o una sensación general de confusión mental, a veces se denominan “quimiocerebro”. Un paciente que no piensa con claridad puede tener más dificultades de lo habitual para recordar tomar la medicación.

La quimioterapia puede afectar a todo el cuerpo. Los efectos secundarios comunes del tratamiento del cáncer incluyen fatiga general, caída del cabello, estreñimiento, diarrea y llagas en la boca, entre otros. Otros efectos secundarios, como náuseas, cambios en el gusto y el olfato y dificultad para tragar, pueden hacer que la medicación sea desagradable.

Discuta los efectos secundarios con su equipo de atención. Si los efectos secundarios son tan graves que el paciente ya no puede tomar su medicación de forma segura, se pueden hacer ajustes a la dosis o al tipo de medicación.

Cuándo contactar inmediatamente a su equipo médico

Durante la mayoría de los tratamientos contra el cáncer, el paciente pasa la mayor parte del tiempo en casa. Muchos problemas médicos que ocurren en el hogar pueden ser manejados por el cuidador o por el propio paciente. Pero si ocurre alguno de estos eventos, comuníquese con su equipo de atención.

  • Necesita una recarga de su medicamento
  • Pierde, derrama o vomita una dosis
  • Alguien si no toma accidentalmente la medicación del paciente con cáncer
  • Cualquier enrojecimiento, calor, hinchazón, daño o dolor en el puerto o en el lugar de la inyección
  • Fiebre
  • El paciente no puede recibir tratamiento o lo rechaza
  • Signos de una reacción alérgica al medicamento

Eliminación segura de tratamientos relacionados con el cáncer

Con cualquier medicamento, la eliminación segura es importante. Los medicamentos son sustancias químicas poderosas que son peligrosas si se ingieren accidentalmente o si llegan al suelo o al agua subterránea.

Los medicamentos contra el cáncer a menudo son extremadamente peligrosos. Su equipo de atención debe darle instrucciones específicas para desechar estos medicamentos de manera segura si ya no los necesita. También puede obtener un equipo especial, como un contenedor de riesgo biológico. No debe intentar averiguar cómo deshacerse de un medicamento contra el cáncer. Si no recibió instrucciones específicas o no recuerda cuáles fueron, llame a su equipo de atención y pida ayuda.

El cáncer da miedo, pero la administración de medicamentos no tiene por qué serlo. ser

El tratamiento agresivo contra el cáncer puede ser una experiencia que cambie la vida. Las píldoras, las agujas y los tubos intravenosos pueden convertirse temporalmente en una parte tan regular de su vida como el correo diario. Para los cuidadores, asumirá un nuevo papel como enfermera a tiempo parcial. Pero cuenta con un equipo de profesionales médicos dedicados a tiempo completo que lo respaldan. Ellos lo ayudarán a encontrar el mejor plan de tratamiento en el hogar para usted según su disponibilidad y habilidades. Edúquese leyendo guías como esta, pero no dude en pedir ayuda. Puedes hacerlo.