Browse By

¿Quieres vencer a la autoinmune? Empiece por abordar las infecciones

Hecho comprobado

Este Dr. Axe el contenido se revisa médicamente o se verifican los hechos para garantizar que la información sea precisa.

Con estrictas pautas de abastecimiento editorial, solo vinculamos a instituciones de investigación académica, sitios de medios de comunicación de renombre y, cuando la investigación está disponible, estudios revisados ​​por pares médicos. Tenga en cuenta que los números entre paréntesis (1, 2, etc.) son enlaces a estos estudios en los que se puede hacer clic.

La información de nuestros artículos NO pretende reemplazar una relación con un profesional de la salud calificado y no pretende ser un consejo médico.

Este El artículo está basado en evidencia científica, escrito por expertos y verificado por nuestro personal editorial capacitado. Tenga en cuenta que los números entre paréntesis (1, 2, etc.) son enlaces en los que se puede hacer clic a estudios revisados ​​por pares médicos.

Nuestro equipo incluye nutricionistas y dietistas con licencia, especialistas certificados en educación de la salud, así como especialistas certificados en fuerza y ​​acondicionamiento, entrenadores personales y especialistas en ejercicios correctivos. Nuestro equipo tiene como objetivo no solo ser minucioso con su investigación, sino también objetivo e imparcial.

La información en nuestros artículos NO pretende reemplazar una relación uno a uno con una profesional de la salud calificado y no pretende ser un consejo médico.

Por

El siguiente es un extracto adaptado de Vence a Autoinmune, las 6 claves para revertir tu condición y recuperar tu salud , de Palmer Kippola con prólogo de Mark Hyman, MD (Kensington Books). Palmer es una asesora de salud certificada en medicina funcional que revirtió su EM eliminando las causas de origen inflamatorio y curando su intestino. Ella ha creado un marco para la curación y prevención de enfermedades autoinmunes llamado FIGHTS ™ que representan las categorías de causa raíz que podemos controlar: Alimentos, Infecciones, Salud intestinal, Equilibrio hormonal, Toxinas y Estrés. Este extracto se centra en una de las seis claves: Infecciones.

Muchos expertos creen que si tiene una enfermedad autoinmune, es casi seguro que también tenga una infección. La creciente evidencia científica indica que las infecciones crónicas por bacterias, virus, parásitos y hongos son un factor importante que contribuye al desarrollo y exacerbación de las enfermedades autoinmunes.

Ya sea que una infección preceda a su diagnóstico autoinmune o que la autoinmunidad abra las puertas a las infecciones, cualquier infección puede empeorar una mala situación, estresando un sistema inmunológico ya sobrecargado y exacerbando o perpetuando las condiciones autoinmunes.

El camino hacia los problemas: un sistema inmunológico defectuoso

El sistema inmunológico actúa como nuestras fuerzas armadas, protegiéndonos de invasores dañinos. Cuando funciona correctamente, somos resistentes a infecciones como el resfriado común e incluso la enfermedad de Lyme. Pero los factores del estilo de vida moderno, como una dieta de azúcar y granos refinados, falta de sueño, movimiento mínimo, exceso de estrés y toxinas ambientales, sobrecargan nuestro sistema inmunológico y nos hacen más propensos a la disfunción inmunológica y la autoinmunidad.

No lo hará Le sorprenderá que un sistema inmunológico defectuoso sea un terreno fértil para las infecciones. Es posible que haya notado que un momento particularmente estresante puede ser la oportunidad perfecta para que una nueva infección se establezca, como el resfriado común o una infección furtiva latente, como el virus de Epstein-Barr (EBV), el culpable responsable de la mononucleosis (mono). – para reactivar y causar estragos en su cuerpo. Y una vez que su sistema inmunológico genera una reacción a la infección, produce una gran cantidad de inflamación, creando un ambiente privilegiado para que surjan o empeoren las condiciones autoinmunes.

Las mujeres son más vulnerables a las consecuencias de las infecciones que los hombres. Los cuerpos de las mujeres montan un ataque del sistema inmunológico más rápido y más fuerte para eliminar las infecciones, y la inflamación resultante que inunda sus sistemas aumenta el riesgo de problemas autoinmunes. Más allá del género, los siguientes factores debilitan la inmunidad y, en combinación, aumentan el riesgo de infecciones y afecciones autoinmunes en personas predispuestas:

  • Inflamación – Las fuentes de inflamación incluyen toxinas ambientales, alimentos de la dieta estadounidense estándar (SAD), deficiencias de nutrientes, falta de sueño, falta de ejercicio, estrés crónico y, por supuesto , infecciones.

        Resistencia a la insulina –

      • Personas que son resistentes a la insulina, los prediabéticos y diabéticos son más propensos a las infecciones.
        • Hormonas desequilibradas –

        • Eventos hormonales como pubertad, embarazo, perimenopausia, la menopausia, la disfunción tiroidea, el dominio de los estrógenos y la resistencia a la insulina contribuyen a la preparación de problemas autoinmunes.
          • Hipometabolismo – Envejecimiento, tiroides hipoactiva y / o La carga tóxica puede causar un metabolismo lento (hipo) que debilita su respuesta inmunológica, reduce la temperatura corporal central y lo hace más vulnerable a todo tipo de infecciones.
        • Relacionado: ¿Qué significa exactamente estar inmunodeprimido?

      Cómo hacerse más resistente a las infecciones

      Puede ser tentador pensar que eli minar una infección resolverá su condición autoinmune. Sin embargo, atacar la infección por sí solo no aborda las razones subyacentes por las que su sistema inmunológico no pudo defenderse de la infección en primer lugar. Acelerar su metabolismo y adoptar prácticas de estilo de vida saludables fortalecerá sus defensas naturales y permitirá que un sistema inmunológico sobrecargado descanse y se recargue.

      Paso uno: Eleve su metabolismo

      Las personas con afecciones autoinmunes generalmente sufren de un metabolismo lento, un estado de energía agotado llamado hipometabolismo. Es como si las mitocondrias productoras de energía de su cuerpo y la tiroides (la “glándula del acelerador”) se hubieran puesto en huelga. Se siente cansado, con frío y parece incapaz de perder peso.

      Estar en un estado hipometabólico no solo disminuye su vitalidad, también disminuye la robustez de su sistema inmunológico. Si cree que su metabolismo necesita un impulso, pruebe estas estrategias:

      1. Respire profunda, lenta e intencionalmente varias veces al día.

      La respiración consciente es una de las más fáciles y formas más engañosamente simples de aumentar su metabolismo y relajarse al mismo tiempo.

    • Darle una oportunidad: Tome 10 respiraciones conscientes con un 1-4 Relación -2. Por ejemplo, inhale durante cuatro segundos, mantenga durante 16 segundos y exhale durante ocho segundos. Haga tres rondas de 10 respiraciones varias veces al día. Para obtener más información sobre la respiración para acelerar su metabolismo, consulte Pam Grout's Impulsa tu metabolismo: cómo perder peso cambiando la forma en que respiras.

      2. Use luces rojas cuando esté oscuro.

      Las luces artificiales estándar emiten un espectro de onda azul , que si está expuesto a la noche y temprano en la mañana, suprime la melatonina, dañando su ritmo circadiano y manteniéndolo en un estado hipometabólico. (1)

    • Darle una oportunidad: Reemplace la lámpara de noche por una bombilla LED roja de Amazon por $ 5–10 y obtenga una luz nocturna roja para usar en el baño; instale el software gratuito de atenuación de luz F.lux en sus dispositivos electrónicos, use anteojos “bloqueadores de azul” en casa por la noche y convierta en un ritual tomar el sol de la mañana poco después de despertarse.

    • 3. Sumérjase en cetosis periódicamente.

      La dieta cetogénica, rica en grasas, Proteína moderada, dieta baja en carbohidratos (aproximadamente 70 por ciento de grasa, 25 por ciento de proteína y 5 por ciento de carbohidratos) ayuda a reducir la inflamación, revertir la resistencia a la insulina, mejorar la función cerebral y los niveles de energía, e incluso le ayuda a desintoxicarse de los metales pesados.

    • Darle una oportunidad: Para obtener una guía cetogénica completa, consulte Dr .Axe's

      Dieta cetogénica : Su plan de 30 días para perder peso, equilibrar las hormonas, mejorar la salud del cerebro y revertir la enfermedad .

      4. Practica el ayuno intermitente.

      Los estudios confirman que no comer periódicamente numerosos beneficios para la salud, como mejorar la sensibilidad a la insulina, estimular el metabolismo y aumentar los niveles de energía. (2)

    • Darle una oportunidad: Para entrar en él, permita 15 horas entre la cena y el desayuno (eso significa cero calorías) algunas veces por semana. O intente saltarse la cena algunas veces a la semana y simplemente desayune y almuerce.

      5. El ejercicio, especialmente estos tres tipos, puede tener efectos tanto a corto como a largo plazo en su metabolismo.

      En primer lugar, el entrenamiento de resistencia con Las pesas producen tejido muscular activo, que es más metabólicamente activo que la grasa, lo que te ayuda a quemar más calorías incluso en reposo.

      En segundo lugar, el entrenamiento en intervalos de alta intensidad (HIIT) y el intervalo de alta intensidad

      resistencia El entrenamiento (HIRT), como los circuitos rápidos en el gimnasio, son formas eficientes de acelerar su metabolismo. En tercer lugar, se ha demostrado que el ejercicio cardiovascular moderado en ayunas, por ejemplo, a primera hora de la mañana, ofrece efectos metabólicos superiores que hacer ejercicio después de comer. (3)

    • Darle una oportunidad: Si puedes, haz Protocolo HIIT de 12 minutos del Dr. Izumi Tabata: 20 segundos de esfuerzo máximo (p. Ej., Sprint, paso alto, saltos) y luego descansar durante 10 segundos. Repite ocho veces y ¡listo! Puede encontrar entrenamientos de Tabata de cuatro y 10 minutos para principiantes en YouTube.

      6. Tome duchas frías de forma rutinaria para ayudar a estimular su metabolismo.

      Al igual que el ayuno, la inmersión en agua fría tiene “Efecto hormonal”, es decir, un poco de estrés tiene un efecto beneficioso. El agua fría no solo obliga a su cuerpo a trabajar más duro para mantenerlo caliente, lo que quema más calorías, sino que también activa la grasa marrón saludable que ayuda a eliminar la grasa adiposa (blanca) dañina.

      Darle una oportunidad: Alterna 20 segundos de calor y 20 segundos de agua fría en la ducha durante unos minutos.

    • Paso dos: Descargue su sistema inmunológico

      Su sistema inmunológico es su sistema curativo más poderoso … cuando funciona correctamente. Un sistema inmunológico que funciona bien es equilibrado y resistente, defiende las infecciones según sea necesario, no reacciona de forma exagerada a los alimentos y otros factores ambientales inofensivos como el polen, o ataca sus propios cuerpos en una respuesta autoinmune.

      La buena noticia es que el cuerpo tiene una capacidad regenerativa innata, y su sistema inmunológico puede ser impulsado hacia el equilibrio en solo días o semanas simplemente eliminando las fuentes de inflamación y adoptando hábitos de estilo de vida nutritivos:

      1. Elimine los alimentos procesados, el azúcar y los carbohidratos con almidón

      Los microbios aman el azúcar; su sistema inmunológico no lo hace. Los estudios demuestran que el azúcar en todas sus formas (glucosa, fructosa y sacarosa) suprime la función inmunológica durante cinco horas después de ingerirla. (4) Para volverse inhóspito para los microbios infecciosos y mejorar su función inmunológica, deje de alimentar a los microbios.

      2. Agregue alimentos que mejoran el sistema inmunológico

      Un cuerpo ancho La evidencia científica muestra que el ajo y el jengibre ofrecen poderosas propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas, incluso contra patógenos resistentes a los medicamentos. Se ha demostrado que el aceite de coco controla el patógeno fúngico

      Candida albicans. Se ha demostrado que la curcumina, el pigmento amarillo anaranjado de la raíz de la cúrcuma, modula el sistema inmunológico y mejora las condiciones autoinmunes. Finalmente, los alimentos fermentados, como el chucrut y el kimchi, son antimicrobianos y mejoran el sistema inmunológico. (5, 6, 7, 8)

      3. Complementar estratégicamente

      Más de 148 estudios muestran que La vitamina C (también conocida como ácido ascórbico) puede aliviar o prevenir infecciones causadas por virus, bacterias y protozoos. Tome 2,000–5,000 miligramos vitamina C por día en dosis divididas, con o sin alimentos.

      Se ha demostrado que la vitamina D3 modula el sistema inmunológico y protege contra enfermedades autoinmunes; mientras que los niveles bajos de vitamina D se asocian con un aumento de infecciones y trastornos autoinmunes. Hágase una prueba de sus niveles de D y apunte a niveles de 70 a 100 ng / ml para curar o prevenir enfermedades autoinmunes con 5.000 a 10.000 UI de vitamina D3 por la mañana. La D3 es más beneficiosa cuando se toma el mismo día que la vitamina K2 para ayudar a que el calcio llegue a los lugares correctos, como los huesos, y no a los lugares incorrectos, como las arterias.

      El zinc es un elemento esencial que apoya la función inmunológica y la resistencia a las infecciones; y corregir las deficiencias de zinc puede mejorar los síntomas de enfermedades autoinmunes y de otro tipo. Tome 30 miligramos de zinc por día con alimentos, ya sea de una vez o en dosis divididas; y tome 2 miligramos de cobre para equilibrar 30 miligramos de zinc. Probióticos que incluyen

      Lactobacillus ,

      Bifidobacterium y

      Se ha descubierto que las especies de Saccharomyces tienen un efecto modulador beneficioso sobre el sistema inmunológico.

      4. Obtenga un sueño reparador

      Menos de seis horas de sueño por noche suprime la función inmunológica, activa los genes inflamatorios y aumenta el riesgo de obesidad, diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular (ECV). El sistema inmunológico funciona mejor cuando duerme lo suficiente. Ocho o más horas pueden ser ideales para cualquier persona con una enfermedad crónica.

      5. Mover más

      Dicen, “sentarse es el nuevo tabaquismo ”, y la ciencia lo respalda con respecto a los estilos de vida sedentarios. Una revisión de 18 estudios encontró que aquellos que estaban sentados por períodos más largos de tiempo tenían el doble de probabilidades de tener diabetes o enfermedad cardíaca y tenían un mayor riesgo de muerte en comparación con los que estaban sentados menos. (9)

      El ejercicio diario moderado, como en 40 minutos de caminata la mayoría de los días, reduce la inflamación sistémica y la incidencia de enfermedades de las vías respiratorias superiores (URI). (10) Debido a que sentarse durante dos horas puede deshacer 20 minutos de los beneficios del ejercicio, asegúrese de estar de pie y moverse durante el día, incluso si eso significa usar una aplicación de recordatorio como Move, Stand Up o Awareness.

      6. Minimizar el estrés

      El estrés crónico tiene efectos negativos en casi todas las medidas funcionales del sistema inmunológico. Haga lo que pueda para eliminar los factores estresantes innecesarios y encuentre formas saludables de relajarse, como sumergirse en un baño caliente de sales de Epsom, reír y respirar lenta y conscientemente, que ha demostrado reducir el estrés y la inflamación.

      Pensamientos finales

      A medida que mejore su metabolismo y adopte hábitos de estilo de vida saludables, cambiará su terreno para mejor y su sistema inmunológico a menudo puede eliminar: o al menos reducir la magnitud de las infecciones persistentes por sí solas. Al trabajar de manera proactiva para eliminar las infecciones, está dando un paso fundamental para revertir y prevenir las afecciones autoinmunes.

      Obtenga su regalo gratis. Palmer venció al autoinmune, ¡y tú también puedes! ¿Tiene una enfermedad autoinmune o está luchando con síntomas misteriosos? La curación comienza con lo que comes. Haga clic aquí para obtener una copia gratuita de Palmer's Guía de alimentos óptimos, que lo ayudará a identificar sus alimentos desencadenantes, descubrir sus alimentos óptimos y adoptar hábitos alimentarios saludables de por vida.