Browse By

Cómo Desinflamar La Vejiga: Medicamentos y 7 Remedios Caseros

La vejiga es un órgano muscular hueco que está localizado en la pelvis. La vejiga tiene dos funciones: una es almacenar orina y la otra es liberar/expulsar orina. La orina se drena desde los riñones (uno a cada lado del cuerpo), baja por los uréteres (uno a cada lado del cuerpo) y dentro de la vejiga. La orina se almacena en la vejiga donde permanece hasta la urinación. Cuando llega el momento de orinar, el músculo de la vejiga se contrae y la salida de la vejiga y los músculos del esfínter se relajan para permitir que la orina pase a través de la uretra y abandone el cuerpo. La vejiga y la uretra son parte del tracto urinario inferior, mientras que los riñones y los uréteres son parte del tracto urinario superior.

Sistema urinario y vejiga

Sistema urinario y vejiga

¿Qué es una infección de la vejiga?

La cistitis es una inflamación de la vejiga. La mayoría de las cistitis provienen de infecciones bacterianas que afectan a la vejiga y, con menos frecuencia, pueden ser el resultado de infecciones por hongos, infecciones virales, irritantes químicos de la vejiga o por razones desconocidas (cistitis intersticial). La infección de la vejiga (cistitis infecciosa) es un tipo de infección del tracto urinario (ITU). Esta revisión abordará específicamente la cistitis infecciosa.

La orina en la vejiga normalmente está libre de bacterias (estéril). Sin embargo, las bacterias pueden estar presentes en la vejiga pero no causar inflamación o síntomas de una infección. Esto se llama bacteriuria asintomática y no es cistitis.

La cistitis puede ser complicada o no complicada. La cistitis no complicada es una infección de la vejiga en una persona sana con un tracto urinario estructural y funcionalmente normal. Una infección complicada de la vejiga es aquella que ocurre en asociación con factores que aumentan las posibilidades de desarrollar una infección bacteriana y disminuyen la posibilidad de que la terapia con antibióticos sea efectiva. Tales anormalidades incluyen obstrucción de piedras, bloqueos congénitos, estenosis uretrales y agrandamiento de próstata.

Opciones de tratamiento y medicamentos para desinflamar la vejiga

Antibióticos

La infección de vejiga se puede tratar y curar mediante el uso apropiado de antibióticos. La selección y duración del tratamiento con antibióticos depende de la gravedad de la infección, antecedentes previos de infección similar y factores del paciente (edad, sexo, alergias, otros medicamentos, otros problemas médicos).

El antibiótico elegido inicialmente dependerá de estos factores, así como de los resultados del cultivo de orina de infecciones previas. A veces, el antibiótico cambiará si los resultados del cultivo de orina muestran que la bacteria es resistente al antibiótico utilizado inicialmente.

Medicamentos para desinflamar la vejiga

Medicamentos para desinflamar la vejiga

En la mayoría de las infecciones de la vejiga, se usan antibióticos orales (por vía oral). La duración del tratamiento variará dependiendo de si la infección es complicada o no, así como de otros factores de riesgo. Algunas veces se pueden necesitar antibióticos por vía intravenosa hasta que se haya identificado un antibiótico oral adecuado.

¿Qué antibiótico se usa para la cistitis?

Se han usado varios tipos diferentes de antibióticos para tratar las infecciones de la vejiga, que incluyen trimetoprima-sulfametoxazol (Bactrim), nitrofurantoína (Macrobid, Furadantin y Macrodantin), fosfomicina (Monurol), cefalosporinas y fluoroquinolonas. La resistencia a varios antibióticos varía, y esto también puede afectar el antibiótico que su médico elige inicialmente hasta que los resultados del cultivo estén disponibles. A menudo toma hasta 72 horas, a veces más, tener el resultado final del cultivo y la sensibilidad a los antibióticos disponibles.

La automedicación para la infección de la vejiga es, en ocasiones, una opción en pacientes con infecciones recurrentes leves. En individuos confiables y dóciles que están familiarizados con los síntomas de las frecuentes infecciones de la vejiga, los médicos tratantes pueden recetar antibióticos adecuados para la infección de la vejiga por adelantado. El medicamento para la infección de la vejiga puede ser iniciado por el paciente por sí solo al inicio de sus síntomas. Si los síntomas no mejoran después de varios días de tratamiento, se necesitará un cultivo de orina para garantizar que se use el antibiótico adecuado.

El espasmo del músculo de la vejiga y la inflamación de la vejiga son responsables de algunos de los síntomas asociados con la infección de la vejiga, como el dolor de la vejiga, la frecuencia urinaria, la urgencia y la disuria. La fenazopiridina (Pyridium) es un medicamento que a menudo se usa para tratar los síntomas de la micción dolorosa debido a la infección de la vejiga. Otros medicamentos similares están disponibles sin receta médica.

En ocasiones, se recomiendan antibióticos profilácticos (una dosis baja de antibiótico a diario) para las personas que desarrollan infecciones urinarias sintomáticas frecuentes. Del mismo modo, las mujeres que desarrollan infecciones urinarias relacionadas con la actividad sexual pueden tomar una sola dosis de antibiótico alrededor del momento del coito.

Tratamiento para una infección de vejiga durante el embarazo

Vejiga inflamada y embarazo

Vejiga inflamada y embarazo

En mujeres embarazadas, la infección de la vejiga puede ser complicada. En ocasiones, la presencia de bacterias sin signos evidentes de infección en pacientes embarazadas puede ser perjudicial y puede provocar infecciones graves y el embarazo puede verse comprometido. La elección de los antibióticos durante el embarazo puede ser diferente para la infección de la vejiga durante el embarazo debido al daño potencial al feto y, por lo tanto, una evaluación cuidadosa por parte de un médico es muy importante para comenzar la terapia correcta de inmediato.

7 Remedios Caseros para Desinflamar la Vejiga

Remedios caseros para desinflamar la vejiga

Remedios caseros para desinflamar la vejiga

1. Beba más agua

Por qué ayuda: el agua elimina las bacterias de la vejiga. Esto ayuda a deshacerse de la infección más rápido. También diluye la orina, por lo que la micción puede ser menos dolorosa.

La orina está hecha de productos de desecho de su cuerpo. La orina concentrada y oscura puede ser más irritante y dolorosa cuando se tiene una infección de la vejiga. La orina diluida es de color más claro y generalmente no irrita tanto.

2. Micción frecuente

Por qué ayuda: la micción frecuente ayuda a eliminar la infección al mover las bacterias fuera de la vejiga. “Aguantar las ganas” o no ir al baño cuando lo necesite, deja tiempo para que la bacteria continúe multiplicándose en la vejiga.

También puede ser útil orinar después de tener relaciones sexuales. La actividad sexual puede empujar las bacterias más profundamente en la uretra tanto en hombres como en mujeres. Orinar después del sexo puede ayudar a eliminar las bacterias de las vías urinarias. Esto evita que los gérmenes se asienten y causen una infección.

3. Antibióticos

Por qué ayudan: los antibióticos matan las bacterias que causan la infección de la vejiga. Si tiene una infección del tracto urinario, generalmente necesita medicamentos para deshacerse del organismo que causa la infección. Los expertos en enfermedades infecciosas recomiendan tratar las infecciones del tracto urinario con antibióticos.

Si tiene síntomas de una infección del tracto urinario, consulte a su médico. Las infecciones de transmisión sexual, las infecciones vaginales y ciertas afecciones vaginales pueden simular los síntomas de una infección del tracto urinario. Por lo tanto, es esencial obtener el tratamiento adecuado para su afección.

4. Analgésicos

Farmaceutica

Farmaceutica

Por qué ayudan: las infecciones graves de la vejiga pueden causar dolor en la región pélvica incluso cuando no orina. Los antibióticos tratarán la infección. Pero puede tomar uno o dos días antes de que los medicamentos comiencen a ayudar. Tomar analgésicos puede aliviar los calambres abdominales, el dolor de espalda o las molestias que pueda sentir.

5. Almohadillas térmicas

Por qué ayudan: poner calor bajo en la región abdominal o la espalda puede calmar el dolor sordo que a veces se produce durante las infecciones de la vejiga. Esto puede ser especialmente útil cuando se usa junto con sus medicamentos.

6. Vestido apropiado

Por qué ayuda: Las bacterias prosperan en ambientes cálidos y húmedos. Para las mujeres, los jeans ajustados y otras prendas apretadas pueden atrapar la humedad en las áreas delicadas. Esto crea un caldo de cultivo para las bacterias vaginales. Usar ropa suelta de algodón que le permita a su piel respirar puede ayudar a mantener la bacteria lejos de los tejidos del tracto urinario.

7. Jugo de arándano

Por qué ayuda: El arándano se ha usado como un tratamiento natural para prevenir las infecciones de la vejiga durante generaciones. De acuerdo con investigaciones recientes, el jugo de arándano y las tabletas de arándano rojo son prometedoras como un remedio para las mujeres que con frecuencia contraen infecciones de la vejiga. Pero no está claro si el jugo de arándano realmente funciona para prevenir las infecciones de la vejiga en la población general.

Remedios caseros para la vejiga

Remedios caseros para la vejiga

Cómo prevenir infecciones de la vejiga

Aunque se cree que el uso de productos de arándano rojo (arándanos enteros, jugo de arándano, píldoras de arándano) ayuda a prevenir infecciones, las pruebas más recientes no demuestran la eficacia suficiente para prevenir las infecciones urinarias.

Los hábitos intestinales y de evacuado regulares pueden ayudar a disminuir el riesgo de infecciones de la vejiga. El vaciado oportuno y eficaz de la vejiga y el evitar el estreñimiento pueden disminuir el número de bacterias presentes cerca de la uretra y disminuir la probabilidad de que crezcan bacterias en la vejiga.

El estricto cumplimiento de las pautas para prevenir las infecciones del tracto urinario asociadas al catéter es útil para reducir las infecciones de la vejiga. El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades ha desarrollado pautas con respecto al uso apropiado del catéter urinario, técnicas apropiadas para la inserción y el mantenimiento de los catéteres urinarios. Las personas que realizan un cateterismo intermitente limpio (inserción de un catéter para drenar la vejiga y extracción varias veces al día) y que desarrollan infecciones frecuentes pueden cambiar a sistemas de uso único.

Las relaciones sexuales son otro factor de riesgo potencial para la infección de la vejiga. Por lo tanto, puede ser aconsejable vaciar la vejiga (orinar) después de la actividad sexual, drenando las bacterias que podrían haber ingresado en la vejiga. Esto no está completamente respaldado por los datos clínicos disponibles y no es recomendado por algunos expertos. El uso de antibióticos profilácticos en el momento del coito también puede ser útil en personas con infecciones urinarias recurrentes relacionadas con la actividad sexual.

El uso preventivo de antibióticos también puede tener un papel en la prevención de las infecciones de la vejiga. En algunas pacientes con infecciones frecuentes de la vejiga (más de tres a cuatro veces al año) o con síntomas de infección de la vejiga después de las relaciones sexuales, se puede tomar un tratamiento corto con antibióticos como medida preventiva. Este método debe ser recomendado por el médico tratante, y la estrategia debe ser delineada para los pacientes que se consideran confiables.

Los antibióticos preventivos también se recomiendan a veces en pacientes sometidos a procedimientos urológicos invasivos (cistoscopia, biopsia de próstata, biopsia de vejiga). Ocasionalmente, se puede ordenar un análisis de orina y / o un cultivo de orina antes del procedimiento y, si se sugiere una infección, se prescriben antibióticos para prevenir una infección después del procedimiento.

Cómo Desinflamar La Vejiga: Medicamentos y 7 Remedios Caseros
5 (100%) 1 voto